4 estilos de color y su Hamabi

Sin darnos cuenta, cada uno de nosotros va eligiendo cómo se viste cada día, qué objetos tiene en casa, qué libreta usa, cómo son sus sábanas, libros, cuadros, platos… cada cosa que nos rodea está ahí por algo y poco a poco vamos creando nuestro estilo.

Hay quien hace paneles de inspiración para tener un estilo uniforme, pero casi todos nos dejamos llevar por aquello que nos gusta y nos llama la atención.

Yo tiendo al caos multicolor, aunque procuro mezclarlo con blanco en casa o mucho azul marino al vestir, para que el color destaque y no se convierta todo en un circo.

Por ejemplo, odio las sábanas de colores fuertes, me encanta hacer la cama solo de blanco o azul claro, me parece que estoy en un hotel. Luego ya pongo varios cojines o una manta colorida encima. Tengo 4 o 5 en rotación entre cama y sofá, para no aburrirme.

También me flipa tener la vajilla desconjuntada: llena de platos, tazas y boles de colores, formas y estilos totalmente mezclados (aunque los compro por parejas, eso sí).

Mí ropa es bastante básica  (vaqueros, camisetas de rayas, zapatillas clásicas, bolsos de cuero hiper sencillos), pero tengo vestidos de estampados locos, muchos pañuelos y collares más especiales.

No me van nada los colores tierra (ocres, marrones, beiges…) más que en pequeños detalles, o mezclados con toques más alegres. Pero siempre hay bonitas excepciones, como en la familia Duna, donde el toque de turquesas y azules da vida al beige.

¿Y tú, en qué gama juegas? ¿Qué colores te atraen más? Sea cual sea tu gusto, seguro que hay una pieza Hamabi que puede completarlo.

Tal vez también te interese

Picnic de verano

Este verano he decidido salir de casa, para llevar el color a todas las aventuras que tenemos por delante. Podemos hacer un picnic debajo de casa una tarde después de trabajar, y sentir que el verano es mucho más que las pocas semanas de vacaciones.

Primer curso de Patchwork

Esta semana impartí mi primer curso de patchwork en la Galería Urania de Barcelona. Un centro cívico reluciente y estrenado hace muy poco que no conocía.

Bauhaus XL quilt

Esta manta fue un proyecto especial que hice para regalar en una boda. Me apetecía mucho jugar con piezas más pequeñas, con diagonales y con mi gama de colores tradicional: Mucho azul y blanco pero con toques fuertes de amarillo y rosa.

¿Jugamos?

La segunda colección de Hamabi fue un juego. Inspirada en los dados, las cartas, los puzzles… Con diseños muy sencillos o más complejos, con colores vivos pero matizados, nos dedicamos a soñar.

Primera Colección

La primera colección Hamabi fue un impulso. Una colección sin tema ni orden, pero llena de ilusión y ganas. Con mucho color pero poco presupuesto. Con muchísimo mimo por el detalle pero todavía más que aprender.

2019 Experimenta

¡Feliz año! Este es el primer post en el blog de Hamabi y no sé muy bien por dónde empezar.