Brownies sobrenaturales

Seguro que tienes una receta de brownies que te gusta y te funciona. O cada vez que quieres hacer unos, busca una al azar en Pinterest. A mi me pasaba eso hasta que en mi casa se hicieron oficiales los de esta receta.

El original lo encontró mi madre en francés aquí, y viene de la receta de un famoso chef americano, la puedes ver aquí. La gracia de esta versión es que el chef se equivocó con las medidas de harina, puso mucha menos de lo habitual, y de ese error salieron los brownies más húmedos y blanditos que había probado.

Como yo siempre tengo que buscar la receta y traducirla a ojo, me hago un favor a mi misma y a ti, y la dejo por escrito aquí. Si los pruebas, ¡cuéntame!

Ingredientes:

  • 240 grs de mantequilla
  • 250 grs de chocolate para repostería
  • 4 huevos
  • 150 grs de azúcar blanco
  • 150 grs de azúcar moreno (a veces pongo solo 100 grs de cada y ya es bastante dulce, así que regula la cantidad a tu gusto)
  • 150 grs de harina
  • un poco de sal marina
  • 150grs de nueces (Opcional. Si las usas, no las piques demasiado, mola encontrar tropezones)

Pasos:

  • Precalentar el horno a 180º arriba y abajo
  • Derretir el chocolate y la mantequilla al baño María (o en el microondas).
  • Mientras, mezclar los huevos y el azúcar. Cuando más “aire” le metas a esta mezcla (con mucha vuelta de varillas, hasta que veas burbujitas), más costra quedará luego al hornear, mmm…
  • Añadir el chocolate y la mantequilla a la mezcla de huevos y azúcar.
  • Ir añadiendo la harina a la mezcla, poco a poco, pasándola por un colador para que no tenga grumos. Mezclar con delicadeza, de abajo arriba y con una espátula o cuchara de madera, para que se mezcle pero no se apelmace.
  • Añadir una pizca de sal y las nueces.
  • Verter en una bandeja plana, de unos 25 x 35cm, previamente untada en mantequilla.
  • Hornear 30-40 minutos.

Ahora, a esperar a que se enfríen si tienes tanta sanre fría. Puedes echar una siesta  y tomártelos después. O tomarlos de postre con helado y dejar la siesta para luego.

En cualquier caso, brownies y siesta sobrenaturales para cualquier tarde de otoño.

Tal vez también te interese

Picnic de verano

Este verano he decidido salir de casa, para llevar el color a todas las aventuras que tenemos por delante. Podemos hacer un picnic debajo de casa una tarde después de trabajar, y sentir que el verano es mucho más que las pocas semanas de vacaciones.

Primer curso de Patchwork

Esta semana impartí mi primer curso de patchwork en la Galería Urania de Barcelona. Un centro cívico reluciente y estrenado hace muy poco que no conocía.

Bauhaus XL quilt

Esta manta fue un proyecto especial que hice para regalar en una boda. Me apetecía mucho jugar con piezas más pequeñas, con diagonales y con mi gama de colores tradicional: Mucho azul y blanco pero con toques fuertes de amarillo y rosa.

¿Jugamos?

La segunda colección de Hamabi fue un juego. Inspirada en los dados, las cartas, los puzzles… Con diseños muy sencillos o más complejos, con colores vivos pero matizados, nos dedicamos a soñar.

Primera Colección

La primera colección Hamabi fue un impulso. Una colección sin tema ni orden, pero llena de ilusión y ganas. Con mucho color pero poco presupuesto. Con muchísimo mimo por el detalle pero todavía más que aprender.

2019 Experimenta

¡Feliz año! Este es el primer post en el blog de Hamabi y no sé muy bien por dónde empezar.