Desde hace varios años, cada diciembre pienso en una palabra que resuma lo que quiero, busco o necesito para el año siguiente.

He leído mil formas de reflexionar sobre tu año, como proyectar lo que quieres haciendo listas o escribiendo, pero para mi este ejercicio es el más sencillo y cuando lo conocí me hizo click en la cabeza.