En este post voy a hablarte de mi técnica de improvisación para hacer patchwork divertido y sin reglas. Es perfecto para aprovechar retales de todos los tamaños. Desde ropa, como te enseñaba en el post anterior, a restos de otros proyectos de costura.

Te enseño algunos ejemplos que he hecho para mi misma, desde mantas con trozos muy grandes (o sea, rápidas de hacer y súper resultonas) a un neceser hecho con mucho mimo y paciencia a base de trocitos pequeños.