¿Cuál es tu favorita?

Te puedo contar que las totes de Hamabi son grandes, pero no gigantes. Que tienen todas las costuras limpias y remataditas. Que el bolsillo a contraste es un monada. Que son super ligeras y caben en cualquier sitio.

Pero lo importante es qué vas a hacer con ellas. Yo las llevo a la compra y las lleno de fruta y verdura. De viaje en tren o avión con un bebé para que quepa TODO y tenerlo a mano. A la playa con el día entero dentro. En el coche con todos los porsiacasos. De viaje para las compras que van surgiendo.

Antes tenía mil totes de publicidad, como todos, pero han ido desapareciendo porque se me quedaban pequeñas o se rompían. En serio, el tamaño da comodidad, y la comodidad libertad.

¿Quieres una?

Tal vez también te interese

Cómo aprovechar ropa vieja para hacer patchwork

Voy a enseñarte mi sistema para despiezar ropa que ya no utilizo. Hay prendas que me encantan por el tejido pero que ya no uso y me parece genial poder darles una segunda vida. Al final, este es el origen del patchwork, el aprovechamiento. El ejemplo que te enseño es una camisa que tenía por casa, pero puedes usarlo para vestidos, pantalones, ropa de bebé, sábanas o lo que se te ocurra.

Mi técnica autodidacta de patchwork de improvisación

En este post voy a hablarte de mi técnica de improvisación para hacer patchwork divertido y sin reglas. Es perfecto para aprovechar retales de todos los tamaños. Desde ropa, como te enseñaba en el post anterior, a restos de otros proyectos de costura. Te enseño algunos ejemplos que he hecho para mi misma, desde mantas con trozos muy grandes (o sea, rápidas de hacer y súper resultonas) a un neceser hecho con mucho mimo y paciencia a base de trocitos pequeños.

Haz tu propio patchwork con los nuevos patrones Hamabi

Ya están aquí los PATRONES DE PATCHWORK CONTEMPORÁNEO HAMABI Si te gusta el estilo de Hamabi, el color, los diseños geométricos y además quieres crear tus propias piezas en vez de comprarlas, ¡este nuevo proyecto es para ti!