Primera colección

La primera colección Hamabi fue un impulso. Una colección sin tema ni orden, pero llena de ilusión y ganas. Con mucho color pero poco presupuesto. Con muchísimo mimo por el detalle pero todavía más que aprender.

Le hicimos unas fotos preciosas con Pol Úbeda y la lanzamos al mundo.

Y la acogida fue genial.

La guardo aquí para acordarnos siempre de dónde empezó todo.

Tal vez también te interese

Cómo aprovechar ropa vieja para hacer patchwork

Voy a enseñarte mi sistema para despiezar ropa que ya no utilizo. Hay prendas que me encantan por el tejido pero que ya no uso y me parece genial poder darles una segunda vida. Al final, este es el origen del patchwork, el aprovechamiento. El ejemplo que te enseño es una camisa que tenía por casa, pero puedes usarlo para vestidos, pantalones, ropa de bebé, sábanas o lo que se te ocurra.

Mi técnica autodidacta de patchwork de improvisación

En este post voy a hablarte de mi técnica de improvisación para hacer patchwork divertido y sin reglas. Es perfecto para aprovechar retales de todos los tamaños. Desde ropa, como te enseñaba en el post anterior, a restos de otros proyectos de costura. Te enseño algunos ejemplos que he hecho para mi misma, desde mantas con trozos muy grandes (o sea, rápidas de hacer y súper resultonas) a un neceser hecho con mucho mimo y paciencia a base de trocitos pequeños.

Haz tu propio patchwork con los nuevos patrones Hamabi

Ya están aquí los PATRONES DE PATCHWORK CONTEMPORÁNEO HAMABI Si te gusta el estilo de Hamabi, el color, los diseños geométricos y además quieres crear tus propias piezas en vez de comprarlas, ¡este nuevo proyecto es para ti!